Siguenos a través del Email

viernes, 31 de mayo de 2013

Sufrió accidente Carilda Oliver Labra



El domingo 30 de marzo a las 9:00am la poetisa cubana Carilda Oliver Labra  sufrió  una caída en el patio de su casa que le produjo una disyunción pélvica y un  hematoma subdural. El hecho aconteció  mientras se encontraba regando las plantas que se encuentran ubicadas en el patio central de calzada de Tirry 81. Inmediatamente se procedió a su traslado hacia el hospital militar ¨Mario Muñoz Monroy¨ de la ciudad de Matanzas en el cual se le realizaron radiografías y otros exámenes para determinar el diagnóstico y proceder a la intervención. A pesar de los traumatismos y del fuerte impacto en la zona frontal derecha del cráneo y en los huesos a nivel de cadera y fémur no se encontró  ninguna fractura ni fisura a nivel óseo. Sin embargo los daños musculares y el peligroso hematoma situado en la zona frontal derecha la mantuvieron en riguroso reposo durante todo el mes de abril y aún se encuentra convaleciente, aunque ya está en un proceso de rehabilitación. Ha sido sorprendente para los médicos y especialistas que estuvieron siguiendo el caso que nuestra novia cubana no sufriera daños mayores, a pesar ya casi de sus 91 años. En el día de hoy Carilda se ha reunido con el equipo de trabajo para concretar las estrategias de presentación de su sitio web oficial, actividad que  se realizara en su residencia mañana sábado 1ero de Junio con la compañía de significativas personalidades políticas y culturales de la Ciudad de los Puentes.

Ella desea agradecer al personal médico que ha contribuido en su recuperación, al MsC. Ernesto A. Báez Serpa quien contribuyo a la rehabilitación de Carilda Oliver, cuando esta sufrió una fractura de cuello de fémur en el año 1994, y también en especial al Centro Provincial del Libro que dirige el Sr. Julio Alpizar quien coordinó desde los primeros momentos de su accidente todas las acciones que facilitaron la eficaz atención gracias a la cual este fin de semana la premio nacional de literatura podrá releer su poema ¨La Tierra¨, símbolo literario de identidad nacional.   

Raidel Hernández

martes, 12 de marzo de 2013

Mensaje de Carilda Oliver Labra a las Mujeres 8 de Marzo del 2013


La mujer es madre, forjadora de vida.  Ya ese resulta ser un argumento fundamental para celebrarla. La tierra es femenina, es una matriz en perpetuo pacto. En muchas culturas los dioses son hembras guerreras, sensuales y poderosas. El propio cristianismo tiene a María, madre de Jesús, y la propia historia de los pueblos contiene a mujeres paridoras de héroes y de mártires. Por eso esté día celebra la fe a esa criatura tan especial que tiene el don de multiplicar al hombre. Estamos tan acostumbrados a convivir con los milagros nos hemos vuelto muy indiferentes, y sin embargo no existe milagro más hermoso y reconfortante que el milagro de la maternidad. 

La mujer, además de madre, ha sido guerrillera, escritora, científica, ha muerto por causas nobles y tiene una historia propia de heroísmo y sabiduría.
En este 8 de marzo les envío mi humilde palabra. Yo estoy orgullosa de ser mujer, y las invito a ese orgullo, no importa cómo ni a quien amen. Recuerden que haber nacido mujer es un don y no una desdicha como enseñan algunas tradiciones que la discriminan. Cuando algo malo nos sucede, cuando estamos en peligro, cuando caemos enfermas y, a veces, cuando deliramos, es la palabra MADRE la que pronunciamos; pero también cuando nos sentimos hondamente felices. Y es que yo creo que el amor de una mujer no sabe encontrar fronteras, y por eso su caridad roza con lo santo. Celebremos nuestro día, porque durante todo el año nosotras devolvemos ese amor al mundo.

Carilda Oliver Labra


martes, 5 de marzo de 2013

ÁNGELES EN CALZADA DE TIRRY 81


 El de 2 de marzo recibimos en nuestra casa de Calzada de Tirry 81 a la carismática Liuba María Hevia. Ella asistió en la compañía de la actriz Verónica Linn y de un grupo de hermosas mujeres, algunas son parte de su equipo de trabajo. Ha sido un regalo compartir con todas, pues estamos muy cerca del 8 de marzo, un día que festeja a la mujer. Entre las presentes se encontraban Iliana, Carla, Iris, Ana Valdés Portillo, y otras. Todas acudieron con el deseo legítimo de saludar a Carilda Oliver. La visita transcurrió con canciones y versos. La propia Carilda dio lectura al poema Se me ha perdido un hombre, un manifiesto apasionante que describe la pérdida de su anterior esposo, el cantante lírico Félix Pons Cuesta. Pude ver lágrimas en los ojos de Liuba, y tocar de cerca su intensa sensibilidad. No es lo mismo escuchar canciones que tocar las zonas más inmediatas y tangibles de su emoción, y percibir que el sentimiento y la ternura de sus textos existen en los predios de una carne trémula que aviva un corazón fuerte y libre. 
Por su parte, Verónica Linn declamó el poema Madre mía que estás en una carta. Ayer me sentí un hombre muy feliz. Verónica Linn, es un alma con la que he crecido desde niño. Su rostro en la TV, en aquellas noches infinitas del campo donde nací fue siempre fiesta, otra estrella más en las noches de mi infancia.

Quiero darles las gracias a todas por traernos fe y amor, y habernos dejado en los labios el gusto de la música y en los ojos un brillo que todavía nos dura.

Cuando las enormes puertas del zaguán se cerraron Carilda y yo entramos a un silencio despreciable porque la risa, la música, la sensación de un amanecer, parecían haberse marchado tras esas lindas criaturas que asaltaron nuestra soledad para secuestrarnos al pleno de una alegría loca. Es como una niña – me confesó Carilda, refiriéndose a Liuba –, una niña que puede jugar a convertir la tristeza en canción.

Raidel Hernández.  
Alfredo Sanabria 

lunes, 4 de marzo de 2013

CON LOS PIES LIMPIOS


El 1 de marzo, en el Museo Provincial Palacio de Junco, se realizó la tradicional Tertulia ¨Carilda Oliver Labra¨, la cual estuvo dedicada al jurista Rodolfo Dávalos, quien recibió el pasado 27 de febrero el Premio Nacional de Derecho, que le fue otorgado en el Aula Magna de la Universidad de La Habana con la presencia de autoridades políticas y académicas de la isla.

El acto fue abierto por la anfitriona de la Peña cuyas palabras abrieron un camino a la memoria recordando sus antiguos vínculos con las oficinas del Bufete Colectivo de la Ciudad de Matanzas en las que se desempeñó como abogada durante más de treinta años. Carilda, además, destacó que su amistad con Dávalos se constituyó sobre un pedestal que ha perdurado a través del tiempo. Las palabras de bienvenida fueron pronunciadas por el profesor de derecho procesal y máster en filosofía del Derecho Osvaldo Alvarez Torres, presidente de la Cátedra Honorifica de Derecho ¨Orestes Hernández Más, de la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos, quien destacó la trascendencia biográfica de Dávalos y condujo al auditorio en su emotivo discurso hacia los argumentos que fundamentaron el otorgamiento del Premio Nacional de Derecho a tan ilustre hijo de Matanzas.

A continuación, se dio inicio al acostumbrado intercambio con el invitado a través del cual el Premio Nacional de Derecho, tercer matancero en recibir esta distinción, discurrió sobre temas relacionados con la ética y la filosofía del Derecho.  El público asistente disfrutó durante un poco más de dos horas de un emocionante recorrido por la vida y obra del autor de trece libros. Dávalos confesó sentirse matancero en cada ¨célula de su carne¨. Dijo que ¨el abogado es un sujeto que tiene muchas veces que cruzar el pantano y salir del fango con los pies limpios¨. En el acto estuvieron presentes Julio Alpízar, presidente del Instituto Cubano del libro en la provincia, Alfredo Zaldívar, director de la Editorial Matanzas y Premio Nacional de Edición, Carlos Torrens en representación de la dirección provincial de cultura, el poeta Norges Espinosa, Ciro Bianchi, periodista, el escritor  Rubén Vázquez, entre otras personalidades.

Antes de culminar el encuentro se produjo el lanzamiento de los libros ¿Embargo o bloqueo? La instrumentación de un crimen contra Cuba, texto que fue presentado por el propio autor, que dijo sentirse animado a continuar existiendo con la misma pasión y tenacidad, pues se trata de ¨tomar agua de la cantimplora y seguir adelante con la mochila a la espalda¨. Parafraseando una cita tradicional en la historia del Estado y el Derecho, dijo: ¨Doy gracias a Dios por haberme permitido a mi paso por el mundo la defensa de leyes justas¨. Agregó que la escritura requiere de trabajo y temperamento, y que por ello cada día intenta avanzar en la terminación de una cuartilla. Solamente así se puede llegar al libro¨. A continuación se produjo el lanzamiento del libro Una mujer escribe, compilado y prologado por Raidel Hernández. Se aclaró que la introducción crítica es el resultado de una necesidad histórica debido a la carencia de análisis objetivos sobre la intelectual cubana, autora de textos fundamentales en la lírica femenina que confirman su participación en los espacios públicos, y sus vínculos con el feminismo de mediados del siglo xx.
La actividad concluyó con la participación del músico Idelfonso Acosta, y con la entrega de una serigrafía que es parte de una exposición actualmente abierta al público en el salón de protocolo de la UNEAC. La obra de arte fue entregada por el pintor Roberto Braulio, Premio Provincial de Artes Plásticas 2013. Se trata de un dibujo impreso con la imagen de Pinocho, acompañado de un poema de la autora de Al Sur de mi Garganta. También Sara Valdez Montenegro, subdirectora provincial de justicia y profesora de Derecho sobre bienes, entregó a nombre de la dirección provincial de justicia en Matanzas y del departamento de derecho de la Universidad de Matanzas, un trabaja en cuero con símbolos representativos de la matanceridad.



Raidel Hernández.